La importancia de la PKI en el Internet de las Cosas

Desde hace ya varios años convivimos con el concepto de Internet de las Cosas (IoT), el que podemos definir como los dispositivos conectados a la red de Internet.

Este concepto de (IoT) evoluciona día a día con el objeto de hacernos la vida más cómoda y ágil. Pero para lograrlo, tanto como usuario como empresa desarrolladora de dispositivos conectados a este Iot o Internet de las cosas, no podemos olvidar la seguridad, ya que sin seguridad no hay éxito.

Sobre esta seguridad y como el sistema de PKI basado en HSM es el modo más seguro para una óptima gestión del IoT trata este post que comparto, en español, del blog de mi colega Sebastian Munoz.

Desde hace ya varios años, resuena en el mundo de la tecnología, y de hecho es ya una realidad, el concepto de Internet de las Cosas, desarrollado por el Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT) y que vendría a hacer referencia a que cualquier objeto puede estar conectado a Internet, es decir, puede interactuar con el ser humano gracias a esta conexión on line, aportando numerosas ventajas para nuestra vida, tanto a nivel personal como profesional.

En estos años, hemos escuchado diversos ejemplos de Internet de las Cosas, desde lámparas inteligentes que ante la falta de iluminación se encienden, hasta aplicaciones más sofisticadas como que tu cepillo de dientes detecte si tienes un problema dental y pida cita al dentista. En definitiva, se trata de que los distintos objetos (cosas) cobren personalidad propia en la red y se identifiquen entre ellos, intercambiándose mensajes e información que desencadene acciones automatizadas al otro lado de la comunicación. Es decir, se dota a los objetos de una cierta inteligencia para realizar determinadas acciones interactivas programadas. A día de hoy, el primer ejemplo nos parece algo más real y viable, mientras que sobre el segundo pensamos que estamos en el camino. Pero, ¿qué seguridad nos ofrece este sistema en cuanto a la protección de nuestra información personal y en cuanto a evitar suplantaciones delictivas? Nos ofrecerá seguridad siempre que estas comunicaciones electrónicas se “tunelicen” entre los diferentes dispositivos mediante su cifrado/firma por un certificado digital (avalado por una Autoridad de Certificación, una Autoridad de Registro y una Autoridad de Validación) lo que conocemos como Infraestructura de Clave Pública o PKI. Somos conscientes de que el Internet de las Cosas crece, se consolida y beneficia nuestras vidas; pero, a la vez, la ausencia de los numerosos parámetros cognitivos que, casi inconscientemente, maneja la inteligencia humana, aumenta el riesgo de ataque de estos sistemas/objetos por parte de los ciberdelicuentes y, por lo tanto, es imprescindible reforzar la seguridad en torno al Internet de las Cosas.

PKI para una Internet de las Cosas más segura.

La tecnología PKI aplicada a los dispositivos del universo del Internet de las Cosas es capaz de cifrar y firmar las comunicaciones que emanan de ellos, evitando tanto la interceptación del contenido como la suplantación de identidades de los dispositivos. Esta revolución del Internet de las Cosas hará que, cada vez más, la interacción entre los dispositivos sea mayor, con menor intervención del ser humano. Por lo que la PKI, como vehículo de securización de esas interacciones, se  visualiza como un elemento clave para el desarrollo práctico de este concepto. Hasta la Casa Blanca ha apostado por las soluciones de PKI para reforzar la seguridad de sus sistemas como puede leerse en esta NOTICIA Concluir con un mensaje de refuerzo sobre el uso de la PKI y reforzarlo con el hecho de que los HSMs son una parte fundamental de una PKI seria y confiable.

Sin comentarios

Envia un comentario

Comment
Nombre
Email
Sitio Web