Las compras on line en Navidad y los medios de pago seguros

Hoy, quiero compartir, en su versión en español, el siguiente post del CEO de REALSEC Inc acerca de la importancia de la seguridad en los medios de pago a la hora de efectuar compras por Internet.

La Navidad es además de fiesta y felicidad, compras masivas, las que en un gran porcentaje se realizan a nivel on line tanto en su adquisición como en el pago. Una ventaja sí, pero también una mayor exposición en las transacciones on line, tanto por la parte del comprador como por la del banco, quienes pueden ver comprometida su seguridad si no acatan las medidas necesarias.

Diciembre es por excelencia el mes en el que todos hacemos un mayor uso de nuestras tarjetas bancarias debido a las incipientes compras de Navidad, siendo, en la actualidad, las compras por Internet un modo muy predominante dentro de este universo de consumo.
Las compras por Internet nos han aportado rapidez, comodidad e incluso reducción en los precios de compra debido al modelo de negocio; pero a su vez, nos ha originado una serie de posibles riesgos y amenazas ante los que tenemos que exigir entornos confiables en los que operar con nuestras tarjetas bancarias y en consecuencia, minimizar el riesgo de ser víctimas de estafas on line como el phishing, pharming, vishing o smishing…todas ellas orientadas a la usurpación de nuestro identidad y la apropiación indebida.
Y es que ante todo, debemos de tener en cuenta que los bancos envían publicidad pero nunca correos electrónicos personales.
USA es el país del mundo más atacado por esta lacra social, ya que concentra la mayoría de los sitios de phishing existentes y cuyo objetivo principal de ataque es la industria de los medios de pago, tal y como constata el Anti-Phishing Working Group (APWG).
Las pérdidas por phishing durante el último año en USA se cifran en torno a un billón de $1.2. Las que afectan tanto a usuarios de tarjetas bancarias como a entidades financieras y que indirectamente a los primeros les puede repercutir en comisiones; mientras que a los segundos puede afectarles en cuanto a su credibilidad como banco y como banco online, además de otros gastos asociados a tareas de subsanación del daño y atención al cliente.
Por lo tanto, como propietario de una tarjeta bancaria debemos exigir entornos de confianza on line (como por ejemplo llevar cabo la transacción on line únicamente si se nos solicita el código de verificación CVV o CV2) así como seguir unas pautas de seguridad.
A día de hoy, una de estas pautas de seguridad como usuario es teclear la web: https://www.google.com/transparencyreport/safebrowsing/diagnostic/?hl=es#url= + url empresa
(Ej. https://www.google.com/transparencyreport/safebrowsing/diagnostic/?hl=es#url=www.realsec.com )
Que nos permite conocer el nivel de seguridad y la reputación on line de una web.
Así mismo, como entidad financiera debemos ofrecer entornos on line seguros y para lograrlo, tendemos que contar con los sistemas más robustos en materia de cifrado y firma digital, que no son otros que aquellos cuya tecnología se basa en criptografía financiera, a la vez que se adecuan a los estándares y requisitos de estos medios de pago como EMV, ANSI, etc.

Sin comentarios

Envia un comentario

Comment
Nombre
Email
Sitio Web