firma digital segura llega el salvador

La firma digital segura llega a El Salvador

Muchos son los países de América Latina que están apostando por la implementación y uso de un modelo seguro de firma digital/ firma electrónica como engranaje clave en el desarrollo de su Gobierno Electrónico, sus medios de pago y su sociedad digital, como es el caso del Salvador, país que recientemente ha estrenado su Ley de Firma Electrónica y sobre lo que trata este post.

Siguiendo las últimas iniciativas en materia de legislación y regulación de firma digital, como son los casos de Paraguay o Bolivia, El Salvador se ha lanzado a la firma digital segura a través de su nueva Ley de Firma Electrónica, la que ha entrado en vigor este mes de abril de 2016.
Esta nueva legislación que regula la firma digital, aunque en El Salvador es llamada firma electrónica, es un ejemplo más de lo que sucede en muchos países y por parte de algunos profesionales, tal y como en su día comente en mi post Firma electrónica y firma digital: ¿sinónimos o conceptos diferentes?
Con esta nueva Ley de Firma Electrónica, El Salvador se suma al amplio número de países de América Latina que apuestan con fuerza por el desarrollo e implementación de la firma digital segura como pieza clave en el desarrollo de su tecnología, sociedad y economía.
Aunque la presentación de la propuesta de esta Ley de Firma Electrónica, por parte del Ministerio de Economía del país, data del año 2012; es el año 2016 cuando la Asamblea ha aprobado su texto.
Con el uso por parte de las organizaciones y los usuarios/ ciudadanos de la firma digital segura, basada en certificados digitales, los salvadoreños dispondrán de una firma que contará con la misma validez legal y probatoria que la firma manuscrita y que podrán usar para los servicios ofrecidos por el Gobierno Electrónico, para las transacciones bancarias o compras a través de ecommerce, entre otras funciones.
El MINEC, Ministerio de Economía de El Salvador, actuará como entidad certificadora CA raíz de este sistema de firma digital. A su vez, contara con el asesoramiento en materia de firma digital de un Comité Técnico Consultivo compuesto por profesionales de diferentes ámbitos públicos y privados.
La contribución de la firma digital al Gobierno Electrónico facilitará los trámites haciendo un sistema de gestión institucional más rápido, eficiente, transparente y respetuoso con el medio ambiente gracias a la disminución de papel.
Por ejemplo, facilitará a empresas y ciudadanos el pago seguro de los impuestos de un modo más efectivo y la gestión de la sanidad digital a través de los expedientes médicos electrónicos, entre otros aspectos.
Así mismo, se está apostando por el uso de la factura electrónica firmada digitalmente como elemento clave en el desarrollo de este modelo de Gobierno Electrónico, ya que además de agilidad dota de transparencia al proceso, evitando así la posible corrupción y por lo tanto, haciendo que la economía sea más competitiva y por ende, el propio país.
Y aunque no es obligatoria como sucede en el caso de México, se estima un crecimiento en su uso como ya han hecho otros países como Uruguay o Chile.
En cuanto a los medios de pago en transacciones financieras comunes y compras a través del comercio electrónico la nueva regulación de la firma digital aporta un entorno confiable a nivel legal, antes inexistente. Y es este confianza on line la que estoy seguro impulsará un nuevo modelo en el uso de los medios de pago en El Salvador.
En definitiva, la implementación y regulación legislativa de la firma digital en El Salvador aporta modernidad y progreso a una sociedad digital cada día más emergente y consolidada en toda América Latina.

Como sabemos que estamos ante una firma digital segura

Para que nuestra firma digital sea segura, entendiendo la seguridad como firma que nos permite la identificación y autenticación del firmante e integridad y no repudio de lo firmado debe cumplir, como mínimo, los siguientes requisitos:

  • Estar sustentada en un certificado digital, emitido únicamente por una Entidad Certificadora Acreditada, lo que le aporta validez jurídica.
  • Estar basada en tecnología criptográfica (hardware y software) y cuyas  claves privadas de los certificados digitales estén custodiadas a través de un HSM, Hardware Security Module)
  • En determinados casos, como en las gestiones del Gobierno Electrónico, es necesario segunda firma digital (sellado de tiempo)

Sólo así minimizaremos los riesgos de suplantación de nuestra identidad digital y el consecuente fraude por parte de los ciberdelincuentes.

Sin comentarios

Envia un comentario

Comment
Nombre
Email
Sitio Web