pros y contras de la nubificación

Pros y contras de la nubificación (cloudificación)

Ahora más que nunca, las empresas están utilizando tecnología basada en la nube para ampliar sus capacidades, aumentar su resistencia y ahorrar dinero. Según un informe, el 88% de los encuestados utiliza tecnología en la nube y se calcula que el mercado de la computación en nube pública tendrá un valor de 800.000 millones de dólares en 2025, lo que representa el 14% de todos los ingresos de TI.

La computación en la nube tiene algunas ventajas enormes sobre la computación in situ anterior, en la que las copias de software se almacenaban en cada ordenador que lo necesitaba y los documentos compartidos y otros archivos se guardaban en un servidor central al que se podía acceder de forma remota. Eso daba a los administradores de red un alto grado de libertad a la hora de configurar los servidores y un control granular sobre sus operaciones, pero también significaba que un componente mal configurado o una actualización olvidada podían hacer caer una red o exponerla a vulnerabilidades de seguridad.

La cloudificación es un genio que no va a volver a su botella, ya que sus beneficios son a menudo profundos, pero, como muchas otras cosas, no debe enfocarse como una panacea. A continuación, veremos sus pros y sus contras:

Pro: Ayuda en el camino

Uno de los aspectos más obvios de los servicios en la nube que mucha gente pasa por alto es que son servicios. Esto significa que se necesita el apoyo de expertos, en lugar de tener que resolver las cosas por su cuenta.

Contra: Dificultad para transferir servicios

Un área en la que no es ventajoso utilizar servicios en la nube es cuando tiene que transferirse de un proveedor a otro ya que puede encontrarse con que la transferencia de grandes cantidades de datos y la integración de las API es un proceso largo y costoso.

Pro: Alta seguridad

En realidad, la mayoría de los servicios en la nube sólo pueden ser construidos por empresas con fuerte experiencia en seguridad profesional. No hay elección y estas empresas pueden ofrecer una sensación de seguridad junto con otros servicios.

Contra: Un gran objetivo

Una de las razones clave para pasar del alojamiento in situ a la nube es que los servidores a gran escala en los que se alojan los servicios en la nube tienen una capacidad de tráfico muy superior a la que podría construir una empresa más pequeña como parte de su propio centro de datos. Esto significa que son mucho más capaces de resistir los ataques de denegación de servicio distribuido (DDoS), en los que los atacantes envían una gran cantidad de peticiones falsas a un sitio -en su forma más simple, hacer que miles de máquinas virtuales actualicen la misma página una y otra vez hasta que el servidor del sitio se sobrecargue.

El único problema es que mientras que un servidor en la nube podría resistir un pequeño ataque DDoS, un ataque lo suficientemente grande, o que se aproveche de las vulnerabilidades, podría dejar fuera de servicio a todas las empresas con servicios en esa plataforma.

Pro: una amplia gama de servicios

Desde su creación (la computación en la nube es posiblemente uno de los primeros tipos de informática comercial), la cloudificación ha crecido exponencialmente tanto por su tamaño como por la gama de productos que ofrece. Mientras que hace una década habría sido inusual, si no imposible, tener software de contabilidad o de procesamiento de textos en la nube en lugar de en máquinas individuales, hoy en día apenas hace falta que haya nada almacenado en discos duros individuales, ya que prácticamente todo se puede convertir en nube.

Contra: Falta de personalización

A pesar de la enorme variedad de soluciones en la nube que existen, todavía se le exige, más o menos, que utilice soluciones ya preparadas en lugar de crear su propio software. Esto no será un problema para muchas empresas, pero para algunas en ámbitos con requisitos específicos, como la tecnología médica o la I+D, puede ser necesario crear aplicaciones en la nube a medida.

Hay empresas que pueden crear y desplegar soluciones basadas en la nube, pero para muchas empresas el enfoque más eficaz sería crear su propio software siguiendo un paradigma anterior a la nube o crear una solución basada en la nube internamente, desplegada en sus propios servidores.

Seguridad: ¿mejor gestionarla internamente?

Desde nuestra propia perspectiva, la naturaleza no intervencionista de los sistemas de seguridad podría ser el talón de Aquiles de los servicios en la nube. A nivel empresarial, la seguridad es algo más que instalar un software antivirus y asegurarse de que está configurado para auto-actualizarse. La seguridad es una profesión que lo toca todo, desde la criptografía a la psicología, y aunque hay muchos servicios en la nube que pueden formar parte del cinturón de herramientas de un profesional de la seguridad, incluido el nuestro, siempre se puede argumentar a favor de que el núcleo de la seguridad de una gran organización se encuentre dentro de la empresa, en un servidor central con módulos de hardware de alta resistencia y de nivel empresarial.

Para saber más, visite https://utimaco.com/

Fuente: https://www.itdigitalsecurity.es/opinion/2023/03/pros-y-contras-de-la-nubificacion-cloudificacion

Fdo. Eyal Worthalter

Vice Presidente Cloud GTM en Utimaco

Sin comentarios

Envia un comentario

Comment
Nombre
Email
Sitio Web